Llegó Septiembre… y sus listas…

Llegó Septiembre… y sus listas…

Septiembre es el mes de “las listas” o los propósitos, aunque esto último suena un poco más a comienzo de año nuevo.
Pero es que, en realidad, septiembre es como volver a empezar. El comienzo del “nuevo curso” lo es para todos. Y todos nos marcamos unos retos para iniciarlo.
Hoy en las Redes Sociales todo son bienvenidas al nuevo mes, listas y más listas. Retos, propósitos, tareas o como lo queráis llamar.
Por cierto, que nuestra preferida no podía ser otra que la de Lucia Be. Además, viene con descargable.
Y nosotros no íbamos a ser menos.
A mi septiembre siempre me ha gustado. Casi siempre tenía vacaciones en septiembre. Me gusta ir a la playa los lunes, en mi día de descanso. Porque pienso que septiembre también es verano.
La Cala Blanca en Xàbia siempre está a rebosar…pero en septiembre es perfecta!
Septiembre además es el mes que refresca por la noche. Que todavía permite esas cenas en la terraza o que te sorprende con un caluroso día que te recuerda que agosto acaba de pasar.
Y a pesar de que mi padre dijo adiós en septiembre y que se va a cumplir un año de su partida, me sigue gustando septiembre.
En L’Exquisit aprovechamos este mes para comprar novedades. Planificar las catas y actividades, que este año van a ser muchas y muy interesantes.

 

Septiembre es el mes de la vendimia

Y esperamos con ganas los resultados de ella. Compartimos la alegría con bodegueros, vemos con ansia las fotos que nos llegan de los viñedos…
Nos gusta septiembre porque ya apetece tomar un tinto. Y somos muy fans del vino tinto.
Y septiembre es perfecto para organizar un picnic. Si. Montar el sarao en el campo o la playa, llevarte unas latas, unas papas, un paté y dos vinos. Pruébalo. Te va a gustar.
Hacemos unas cestas de picnic muy molongas
Septiembre es el avance de las fiestas de Moros y Cristianos de Albaida. Mi Albaida. Y eso mola. Y mucho.

Así que si tienes tu lista hecha o no, aquí va la nuestra, que puede ayudarte a llevar mucho mejor, el curso que empezamos.
1.- No lo dejes más. Descarga todas las fotos del verano en tu “nube” o “mis imágenes”, no vaya a ser que después de tanto postureo finalmente vayan a la papelera.
2.- Abre tu nevera y haz un profundo análisis. Se realista y haz tu lista de la compra de manera saludable.
3.- Incluye vino en esa lista.
4.- Hazte más gourmet o exquisito. Date ese capricho que luego se convertirá en indispensable. Y en realidad, no es un capricho, ya verás.
5.- No dejes pasar más esas cañas con las amigas. Que luego os alegráis un montón y queréis repetir. Hablar como cotorras es lo que tiene.
6.- Sigue cenando en la terraza. Refresca, si. Pero te pones una “chaquetilla” y listo!
7.- Busca en todas las páginas que tienes en tu “marcador” e inscríbete a ese curso de cocina que siempre has querido hacer.
8.- Come con vino. Esa copa cambiará la forma de ver el día!
9.- Besa mucho y déjate besar. De todas las maneras y en todos los lugares posibles.
10.- Organiza una cena con amigos. La que no ha dado tiempo hacer en verano. O para despedirlo. No sé. Busca una excusa si la necesitas.

Yo hoy, me voy a hacer uso del número 10 de la lista 😉